La Bohème: nuestra primera ópera

La Bohème: nuestra primera ópera

Si normalmente dedicamos agosto a tomarnos unas pequeñas (y merecidas) vacaciones, este año hemos trabajado mucho y duro.
Entre conciertos de góspel multitudinarios,  un avance de nuestro próximo repertorio y hacer los coros en Los Miserables, se nos ha colado un proyecto que nos ha hecho mucha ilusión y que ha sacado lo mejor de nosotros: los coros de La Bohème.

la-boheme-todas-las-fechas

Ya el hecho de que nos tuvieran en cuenta para el proyecto nos hizo engordar unos tres kilos de satisfacción, y cuando recibimos las partituras, nos pusimos manos a la obra. No olvidamos que somos un coro de aficionados, pero que ponemos mucho empeño y energía. Lo que nos falta de experiencia intentamos suplirlo con sentimiento (se nos podrá acusar de muchas cosas, pero no de poner cuerpo y alma en lo que hacemos).
Nos aprendimos música y letra con nuestro director Joan Laínez, y cuando lo tuvimos un mínimo seguro nos juntamos con M. Victòria Cortès (directora musical del proyecto) y Francesc Blanco (el pianista). Y la santa paciencia que tuvieron con nosotros (y nuestro italiano…).
Después tocaron los ensayos con escenografía. Porque, ya metidos en harina ¿por qué conformarnos solo con cantar? Así que nos pusimos en manos de Sergi Baos (el director escénico) y nos intentamos mover según sus directrices. Y lo pasamos como los indios, para que engañarnos: hacer de camareros, vendedores, madres, clientes del bar y alguna cosa más mientras te mueves por el escenario, intentas no tapar ni pisar a los solistas, mueves mesas y sillas ahora para arriba y ahora para abajo, controlas que los 17 vasos de cristal (y las 8 botellas, lo contamos todo varias veces) no se rompan ni se vuelquen y rieguen de “vino” a medio público, no pierdes de vista al Dire para no perder las entradas, sonríes, interactúas sin salirte de tu espacio, rezas porque no se te olvide la letra e intentas cantar lo mejor posible, os damos nuestra palabra que fue muy divertido.

Y a base de ensayos y de repetir y repetir, llegó el gran día: el 30 de agosto, estrenamos en el Castell de Son Mas, dentro de su ciclo de Nits a la Fresca 2016. Después vinieron el Conservatori Professional de Música i Dansa de Mallorca, el Claustre de Sant Domingo de Pollença y, por último, la Torre de Canyamel.
¿Qué decir de esos cuatro días (más todos los ensayos anteriores)? Pues que ha sido una experiencia fantástica e inolvidable. Nuestra primera ópera, con todo lo que eso conlleva. Y poder trabajar al lado de unas grandes voces y unos profesionales de la música y del arte escénico, que nos han hecho querer esforzarnos más y hacerlo mejor.

Os dejamos unas palabras que nos dedicó Pedro Quiralte-Gómez, el barítono-bajo que interpretó el papel de Shaunard:

pedro-gomez-quiralte“Mediante estas líneas quiero expresar mi agradecimiento, admiración y gratitud al Cor Ciutat de Mallorca por la excelente profesionalidad y calidad humana que han demostrado durante el periodo de ensayos y funciones de esta producción de La Bohème. Ha sido un verdadero placer compartir horas de ensayo y de escenario con una agrupación vocal que no sólo se ciñe a los menesteres de su propia actuación si no que contagian su buen hacer entre todos los componentes de la producción haciendo así que el trabajo se convierta en una cómoda y espontánea actuación. Quisiera hacer extensible mi admiración hacia el Maestro de dicha entidad, Joan Lainez, quien con su buen hacer y profesionalidad cuida todos los detalles de afinación y empaste consiguiendo así el resultado que requiere el compositor, en este caso el difícil Puccini. No me queda más que dar las gracias pues y esperar volver a poder disfrutar pronto tanto haciendo música con cada uno de sus componentes. Con todo mi cariño y admiración. Pedro Quiralte-Gómez.”

Y os dejamos la crítica que, sobre la representación en el Conservatori, realizó Pere Estelrich i Massutí:

20160903-hemeroteca-diario-de-mallorca

Mañana, más sobre esta obra 🙂

One Response to “La Bohème: nuestra primera ópera”

  1. Leni dice:

    Gracias por tus palabras Pedro!!!! Ha sido un verdadero placer conocerte y compartir escenario contigo, un abrazo y hasta pronto!!!!